ASCENSO

    Siempre que vamos de excursión no hay nada que nos fastidie o que nos motive más, que una subida y si es larga y prolongada, peor. Las piernas se nos duermen, el aire nos falta y el cansancio físico y psicológico se apodera de nosotros, por eso, debe de tener mucho cuidado en no convertir la actividad que calculastes para disfrutar, en un tormento. Recuerda que una subida tiene menos dificultad técnica que las bajadas y las posibilidades de lesiones, disminuye sensiblemente. No te desgastes, existen maneras de evitar estos inconvenientes, el desagradable placer de subir.

 

CUIDADOS

    Cuando salgas a caminar, tenemos que tener cuidado con nuestros pies, tobillos y rodillas. Para los pies, el calzado es lo más importante, ya que brinda confort, ergonomía, adherencia, proporcionando mayor seguridad al hacer movimientos de subida, en diferentes tipos de terreno, además un buen calzado puede disminuir el tiempo de subida.

    También es importante la mochila. Su estabilidad, equilibrio y ergonomía, son imprescindibles, mientras mejor se adhiera la mochila al cuerpo, llegando a ser una extensión de nosotros mismos. (Recuerda nunca superar el 20% de nuestro propio peso). Ajuste bien las correas de su morral una vez que lo tenga montado en tu espalda, esto te va ayudar.

    Dos palos livianos o bastones que te ayuden a amortiguar las articulaciones y codos.

 

CONSEJOS

    El truco de toda subida larga esta en llevar un paso constante, no importa la velocidad, como ya dijimos, lo importante es disfrutar de la actividad, a no ser que estés entrenando. Te recomendamos llevar "el paso de montaña", un paso lento regular, no aceleres de golpe ni descanses mucho ya que puede significar dolores, calambre y hasta abandonos en el medio del camino. Parate a descansar cada 45 minutos, come una barra energética, disfruta del lugar y toma algo para hidratarte, descansa de 10 15 minutos y continúa el trayecto, no olvidemos mantener el ritmo que fue establecido para ella. Te aseguro que vas a llegar antes de los que pensabas y menos cansado. (Disfruta de la cima). El secreto está en calcular bien las etapas, parar a descansar, conversar, disfrutar la vista, continuar y vencer cada nueva etapa. Ningún momento del sendero debe ser visto como un castigo. Con cuidados simples podremos disfrutar del placer de caminar en contacto con la naturaleza.

No pierdas nunca el humor ayuda a disminuir el estrés, procure mantenerlo aun en las subidas más agotadoras.

sendimage12